Consternación

     Una vez más se ha producido la barbarie y una vez más damos rienda suelta a nuestros sentimientos. Son momentos muy duros en los que es difícil contener la ira y esta nos brota envuelta en los jirones de nuestro dolor.

     Los atentados de Barcelona y Cambrils que tanto nos consternan en estos momentos no los ha cometido una religión, los han cometido asesinos de una determinada religión y ha sido ordenado por gentes sin escrúpulos que para controlar las masas utilizan la fe. Es un eficaz mecanismo tan antiguo como el hombre.

     En estos momentos de dolor no debemos dejarnos guiar por nuestros sentimientos más primarios, dado que no son el mejor compañero de viaje para combatir al enemigo que azota a Occidente, y he aquí la cuestión.

     Europa y todo occidente somos el objetivo de malnacidos que condimentan la incultura de cuatro desgraciados con el fanatismo religioso en la cocina de intereses tan comunes como los económicos, políticos o el ansia de poder.

     La lucha contra estas acciones no pasa por el odio al islán, pasa por la unidad de todos, por la solidaridad y por la exaltación de los valores que nos unen. Y es aquí donde tenemos que poner el acento los españoles.

     Los atentados no han ocurrido solo en Cataluña, han ocurrido en España, en Europa y en todo occidente.

     Lo que sí es cierto es que es un problema que agrava el separatismo y no solo el catalán o el vasco. También el intento ruin de determinados líderes políticos por destruir los elementos comunes de los españoles, historia, símbolos, tradiciones…

    Si nos dividen nos vencerán y eso es lo que están consiguiendo con el encontronazo legislativo, ejecutivo, policial, judicial e institucional al que lamentablemente asistimos.

     ¡Basta ya de absurdos!

    ¡Vamos a juntar los hombros, sumar nuestras fuerzas y a luchar contra aquello que impide nuestro desarrollo común!
Solo la unidad nos salvará.

     Mi más sentido pésame a las víctimas y todo mi apoyo a todas la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y autoridades.

 

Acerca de Marchal-Sabater

Pseudónimo del escritor murciano nacido el 6 de agosto de 1964. En los años ochenta ingresó en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado e inmediatamente fue asignado a los servicios de información, circunstancia que le llevó a ser testigo de numerosos acontecimientos de la transición, en diferentes lugares de la geografía española: País Vasco, Cataluña o Madrid. En algunas de sus novelas refleja parte de ese pasado, describiendo algunos hechos tal y como sucedieron y otros adaptándolos a la trama, sin desvirtuar la realidad. En su currículo cuenta con varios premios literarios, como el del certamen de micro-crímenes de Falsaria 2012 y el 2º premio de relatos cortos organizado por el Ayuntamiento de Lorquí (Murcia), dentro de la celebración de la II Semana Cultural 2013. Autor de: El Valle de las Tormentas; Bajo la Cruz de Lorena; y Oiz 1985. La sombra de la sospecha. Dasha, Epitafio para un extraño.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s