Un poco de cordura.

El atentado de Barcelona ha sido muy duro, tanto como el del 11 de marzo de 2004 en Madrid, el de Niza el verano pasado, el de Londres, Berlín o París.

Sin embargo, los españoles, el peor enemigo de los españoles, ya andamos buscando en la teoría de la conspiración la explicación a lo sucedido.

Tras los atentados de Atocha infinidad de periódicos y periodistas derramaron tinta intentando demostrar que los autores eran etarras, comunistas, masones y otros malos que al gobierno del momento le interesaba. La mitad de España no asumió que era la yihad y la otra mitad cuasi lo justificó.

Trece años después, tras haber visto que otras ciudades de Europa se han visto azotadas por la misma lacra, salen los separatistas con una nueva teoría de la conspiración y andan asegurando que el atentado está promovido desde Madrid para abortar el famoso referéndum independentista.

Conclusión: sois tan españoles como todos los españoles, lleváis la maldad hispánica en el ADN, un gen que nos convierte en lo peor de la evolución humana, no nos libramos ninguno.

A ver si de una vez nos quedan claros algunos conceptos. A lo largo de la historia de la humanidad ha habido terroristas, católicos, musulmanes, ateos, pacifistas, ecologistas, del sistema y anti sistema (me da igual cuál sea este) y de todas las clases. Todos ellos han encontrado una excusa para justificar lo injustificable.

Es evidente que occidente ha realizado políticas erráticas en el próximo oriente ¿Justifica eso las masacres que estamos sufriendo? Es evidente que los terroristas de Barcelona, París, Madrid, Londres o Berlín eran musulmanes ¿Todos los musulmanes son yihadistas? ¿Todos los españoles son fascistas? ¿Todos los catalanes son separatistas? ¿Todos los vascos son terroristas? ¿Son nuestros enemigos los refugiados? Os lo pregunto a todos.

Los españoles somos cainitas, rastreros, pendencieros, ruines y cobardes. No tenemos solución. A la menor oportunidad sacamos la navaja o la lengua, a fin de cuentas lo mismo es si de autodestruirnos se trata, y arremetemos contra nuestros hermanos con la facilidad del que pone un pie delante de otro.

Acerca de Marchal-Sabater

Pseudónimo del escritor murciano nacido el 6 de agosto de 1964. En los años ochenta ingresó en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado e inmediatamente fue asignado a los servicios de información, circunstancia que le llevó a ser testigo de numerosos acontecimientos de la transición, en diferentes lugares de la geografía española: País Vasco, Cataluña o Madrid. En algunas de sus novelas refleja parte de ese pasado, describiendo algunos hechos tal y como sucedieron y otros adaptándolos a la trama, sin desvirtuar la realidad. En su currículo cuenta con varios premios literarios, como el del certamen de micro-crímenes de Falsaria 2012 y el 2º premio de relatos cortos organizado por el Ayuntamiento de Lorquí (Murcia), dentro de la celebración de la II Semana Cultural 2013. Autor de: El Valle de las Tormentas; Bajo la Cruz de Lorena; y Oiz 1985. La sombra de la sospecha. Dasha, Epitafio para un extraño.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un poco de cordura.

  1. Araceli Centimin dijo:

    Buen post. Para no variar.
    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s